petrona

Doña Petrona al fin tendrá su Museo Legendario

Por fin Buenos Aires le dedicará un legendario espacio para la Reina de la Cocina Argentina, Doña Petrona. En esta nota los detalles.

La Reina de la Cocina Argentina, Doña Petrona C De Gandulfo, autora de libros que se vendieron incluso más que los de Borges o Sábato, ahora tendrán un museo especial en el barrio de San Cristóbal.

La historia de Doña Petrona se remonta a 1952 cuando comenzó con su versión de cocina televisada luego de haber hecho furor en la pantalla grande.

El programa televisado se llamaba ¨Buenas Tardes, mucho gusto¨ y alcanzaba grandes puntos de ranking en el momento.

Sus seguidoras, en su mayoría mujeres aficionadas a la cocina o amas de casa seguían el programa de cerca con total fidelidad.

Doña Petrona se convirtió en el icono de la cocina argentina del momento.

Una especie de show televisivo donde las recetas eran autenticas y compartidas  al aire. Ese encuentro diario, casi litúrgico, con sus seguidoras en el arte de preparar un plato o vestir una mesa se repitió hasta 1983, cuando tenía 85 años.

Nacida en 1898 en Santiago del Estero, llegó a Buenos Aires a mediados de la década del ’20 del siglo pasado. Tras dejar su pueblo La Banda y animada por el deseo de tener una salida laboral, Doña Petrona fue la ecónoma estrella que enseñó a las amas de casas a usar las nuevas cocinas a gas, en reemplazo de las de leña y kerosene, que la Compañía Primitiva de Gas estrenaba en el país.

La santiagueña atravesó paso por radio, tv y cine aunque su mayor éxito se lo debe a la tv. En 1931 comenzó a publicar sus recetas originales en la revistas ¨el hogar¨. Esta era una especie de medio grafico muy popular en su momento. Borgues, Roberto Arlt y Quiroga escribían en el mismo.

Fue en 1933 cuando se animó a publicar su primer libro de 800 páginas y más de 103 ediciones llamado ¨Libro Doña Petrona¨, el cual resulto un éxito.

Para la década del 70 el libro de Dona Petrona se había convertido casi en un Best Seller con más de cuatro millones de ejemplares.

La importancia de Doña Petrona para la época fue trascendental. Este es uno de los motivos por el que la misma tendrá un Museo que expondrá sus más pertenencias más significativas.

La iniciativa surgió de la mano de Richard Saavedra, dueño de Goody, una empresa que diseña uniformes para chef y personal de restaurantes.

En octubre próximo saldrá la edición 104, con un diseño cuidado de libro objeto, con el contenido de la versión publicada en 1950, la más aceptada por su público, anticipó Marcela Massut. Esta mujer experta en marketing -cuando se desconocía esa palabra- marcó a todas las generaciones siguientes de chef, de Dolly Irigoyen al Gato Dumas, pasando por Narda Lepes, y acompañó la vida de millones de hogares.

 

Notas que te pueden interesar