alpiste leche 1

Leche de alpiste, el elixir de la eterna juventud

Poco conocida y menos aún utilizada posee propiedades adelgazantes y antioxidantes que pueden cambiar por completo el organismo celular. Éntrate sus beneficios y como hacer uso de sus propiedades. El alpiste es uno de los antioxidantes más potentes. Previene el envejecimiento celular y mejora la apariencia de la piel. Si bien el alpiste es conocido por ser un alimento para las aves que muchos tienen en casa la mayoría desconoce sus beneficios nutricionales. Los mejores nutricionistas del mundo lo utilizan desde hace tiempo en sus recetas para lograr que las personas pierdan peso. De acuerdo con las investigaciones, el alpiste contiene enzimas que ayudan a desinflamar granos como el hígado, riñones y páncreas. Una de esas enzimas se llama lipasa, que es la que favorece la disolución rápida de las grasas acumuladas en el organismo. Como consecuencia de su poder destructor de grasas, la sangre queda purificada dando una apariencia más radiante y lozana a la persona que lo consume. También es un excelente aliado para las personas que padecen problemas de colesterol. Sus propiedades emolientes, antinflamatorias y diuréticas también le han dado fama de eficaz contra los problemas de vejiga. En Canarias, por ejemplo este alimento es utilizado para combatir las piedras y males de orina. Los expertos aconsejan beber leche de alpiste todas las mañana después de dejarla reposar 8 horas con las semillas hervidas. En nuestra naturaleza hay muchos alimentos que nos pueden ayudar a perder peso, pero ninguno se puede comparar con el alpiste. Al igual que las demás leches vegetales, la leche de alpiste ofrece muchos beneficios para la salud, más allá de favorecer la pérdida de peso. Entre sus grandes beneficios se destaca la prevención e la arteriosclerosis, sus efectos positivos para aliviar infecciones urinarias como la cistitis, previene la hipertensión arterial y también el sobrepeso. Sus poderes antinflamatorios promueven la salud del hígado, riñones y páncreas, además, las personas con diabetes que han bebido la leche de alpiste también han mostrado alguna mejora. La preparación suele ser muy fácil de realizar y su gusto agradable. Lo primero que debes hacer es colocar 5 cucharadas de semillas de alpiste en un vaso de agua y dejarla reposar toda la noche. A la mañana siguiente agrégale más semillas y licua la mezcla. Luego cuela el resultado y estos listo para beber el elixir de la buena vida. Se aconseja beberlo en ayuna y antes de cada comida principal para obtener resultados más rápidos.

Notas que te pueden interesar