20 de Junio-Comienza la etapa final de restauración del monumento de los españoles

Comienza la etapa final de restauración del monumento de los españoles.

El majestuoso monumento de los españoles, emplazado en la intersección de la Avenida Libertador con la Avenida Sarmiento, realizado por completo en mármol de carrara fue una donación de la colectividad española en los festejos del centenario de la patria en el 1910. Forma parte de un icono del barrio de Palermo, sus cuatro caras que están hace más de un siglo, enaltecen esta zona de la ciudad porteña. Durante dos meses comenzaron los trabajos para devolverle su belleza natural, tras 20 años de abandono. El paso del tiempo, la erosión de la lluvia y el viento, las palomas y el vandalismo, fueron deteriorando gradualmente gran parte de su figura. Un equipo de seis personas, especialistas en restauración y conservación de patrimonios culturales, se encargaron de remover la suciedad y componer el daño, para restituirle la grandiosidad que tenía en sus orígenes. Es un trabajo artesanal, a mano, sin maquinarias, muy minucioso, y calculan que en 20 días ya estará terminado.
La historia de este monumento es peculiar desde su comienzo, el grandioso regalo del Gobierno Español debería haber estado terminado en 1910, justamente para el aniversario del país, pero recién se pudo inaugurar el 25 de mayo de 1927. Una serie de demoras impensadas pospuso su terminación. El primer retraso, fue por la muerte de su escultor original, Agustín Querol Subirats en 1909, luego Cipriano Folgueras la continuo, hasta su muerte en 1911, y finalmente Antonio Moline retomo la obra y la completo. Las demás demoras incluyeron, huelgas de operarios, una fuerte tormenta eléctrica en septiembre de 1914, que le corto el brazo izquierdo a la dama de mármol del monumento, demoras burocráticas en la Aduana de materiales pedidos para su construcción en el año 1917, la falta de terminación de la vereda que la rodea y el sistema de luces, finalmente el presidente Marcelo T de Alvear recibió el simbólico regalo de los reyes de España, en marzo de 1927. Construido en carrara y figuras de bronce, su decoración simboliza un puente entre ambos países, en su base figura la inscripción “A la Nación Argentina en su primer centenario, por España y sus hijos”. En su fuente se encuentra representadas las cuatro regiones de nuestro país, simbolizadas en bronce con sus respectivas características, La Pampa, El Chaco, El Rio de la Plata y Los Andes.
El trabajo de reconstrucción del monumento de los españoles ya está casi completo, solo falta un último tramo que será la instalación de la nueva fuente lumínica.