06 de Diciembre-Nuevas sanciones para quienes fumen en los Patios de Juegos de las Plazas o Parques Públicos de la Ciudad

Nuevas sanciones para quienes fumen en los Patios de Juegos de las Plazas o Parques Públicos de la Ciudad.

La Legislatura porteña sanciono una Ley que castigara con multas de hasta $15.000, para quienes fumen y/o arrojen colillas o algún resto de cigarrillo, dentro de la zona del Patio de Juegos de las Plazas o Parques. La sanción económica está estipulada entre las 30 a 700 Unidades Fijas, cada una de las cuales equivale al precio de venta de un litro de nafta especial.
La nueva Ley, modifica el artículo 5º de la Ley Nº 6189 e incluye al Régimen de Faltas porteño, Ley Nº 451 con una nueva sanción monetaria, y las multas para los infractores, estarán entre los 600 a 15.000 pesos. El objetivo primordial de esta Normativa, es mejorar la calidad del aire lindante a los Patios de Juegos que utilizan los niños en las Plazas o Parques, fomentando así el disfrute del espacio público, y minorizando los riesgos a la salud de los más chicos. La intención de esta nueva Ley no ha sido castigar la actividad de fumar, sino generar conciencia de sus consecuencias al arrojara las colillas y restos del cigarrillo en estos espacios, señalaron las autoridades porteñas. El Proyecto de Ley que impide fumar en los Patios de Juegos de las Plazas de la Ciudad, fue aprobado por los Legisladores porteños, y surgió de una consulta ciudadana que realizo el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, meses atrás a través por las redes sociales, donde el 80% de los vecinos dieron su respaldo del proyecto de prohibir el consumo de cigarrillos en espacios públicos destinados a los niños.
Con la sanción de esta Ley, se busca también proteger a los chicos, no solo de la exposición al humo del cigarrillo, transformándose en eventuales fumadores pasivos, sino también alejarlos de posibles accidentes que se pudieran causar por quemaduras. En nuestro país mueren 40.000 personas por año por enfermedades relacionadas al consumo del tabaco, y se estima que 6000 de estas muertes, corresponden a personas que nunca fumaron pero estuvieron expuestas al humo del cigarrillo. En la Ciudad de Buenos Aires, fuma el 31.9% de su población adulta, y el 18.5 % de estudiantes de entre 13 a 15 años. Entre los adolescentes, al contrario de los adultos, las que más fuman son las mujeres que los varones.
La exposición al humo para los fumadores pasivos, incrementa el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, cáncer y enfermedades respiratorias. El 50.7 de los fumadores pasivos de la Ciudad, están expuestos al humo del tabaco ajeno, y el fortalecimiento de las políticas de prevención y control al consumo de tabaco, a través de la implementación de esta nueva Ley, es primordial para proteger la salud de toda la población.