Artistas urbanos pintaron tres murales en el Hospital de Clínicas, en mención a la labor del personal médico durante el atentado de

Pintan 3 murales como mención a la labor en el atentado de la AMIA

En las cercanías del 25 aniversario del atentado de la mutual judía, tres artistas realizaron murales en las paredes externas del Hospital de Clínicas, en homenaje al despliegue y la solidaridad del personal hospitalario, en aquel fatídico 18 de julio de 1994, donde se atendió a la mayoría de los trescientos heridos por el ataque. La Mutual de la AMIA decidió homenajear de esta forma al Clínicas, quien consiguió salvar una enorme cantidad de vidas, y esta obra es un recordatorio a toda la sociedad de lo sucedido, y a la vez un pedido de justicia aun postergado. Los murales de más de 55 metros de alto, se pueden observar desde la Avenida Córdoba, las Facultades de Economía y Medicina, la Plaza Houssay y los edificios aledaños. El primer mural fue realizado por Mariano Antedomenico, y se refiere a la desolación después del atentando, la desesperación y la destrucción. El segundo mural lo pinto el artista Martín Ron, y simboliza a los médicos socorriendo a los heridos, que llegaban de manera constante ese día. La figura de una doctora en primer plano apela a la mirada de quien lo mire, ubicándolos en el lugar de la víctima. El tercer mural, es la imagen de la justicia que se va desvaneciendo como un reloj de arena. Su artista Mariela Ajras, representa en este muro la impunidad después de 25 años que continua sin esclarecerse. Este tríptico, es parte del Corredor de la Memoria, ubicado en la calle Pasteur entre las Avenidas Córdoba y Corrientes, para mantener vivo el recuerdo de las víctimas. En estas cuatro cuadras, cada árbol lleva una placa Led que iluminan los nombres y fecha de nacimientos de las 85 víctimas fatales. Los enormes murales pintados en las paredes externas del Hospital, fueron realizados a través de un convenio entre la AMIA y el Hospital de Clínicas, para recordar el cuarto de siglo del atentado y el pedido de justicia permanente. Para la realización de esta obra, prestó su apoyo el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, la Facultad de Medicina y varias empresas privadas. El tríptico será laqueado para su conservación, como una forma de mantener de manera duradera el mensaje expresado en sus paredes.