poli

Policías porteños: formación y estilo de la Gran Metrópolis

Los policías que custodian la Ciudad se forman en el Instituto Modelo de Latinoamérica. Disciplina, formación y un estilo Superior pero silencioso. El detrás de escena de la formación y la rudeza
El Instituto Suprior de Seguridad Pública abre sus puertas de lunes a viernes desde las 6 de la mañana.
El Instituto se caracteriza por el riguroso acompañamiento de los más de 1800 aspirantes a Policías y Bomberos para el área metropolitana de la Ciudad.
Las actividades del lugar incluyen instrucción en todas sus áreas tanto teóricas como prácticas y el adiestramiento físico requerido.
Solamente llegada la noche, el silencio se apodera del lugar. La dinámica se repite todo el año.

El ISSP es una organización modelo en Latinoamérica en la formación policial comunitaria y de proximidad, gracias a una oferta académica e instalaciones de avanzada para una instrucción profesional de excelencia.
En el lugar hay 1665 estudiantes de las Carreras de Oficial de la Policía de la Ciudad y otros 150 de Bombero Calificado, de los cuales el 52% de quienes estudian este año ser policías son mujeres.
En 2017 egresaron 1186 cadetes de la Policía porteña, mientras que el año pasado lo hicieron otros 1.854, junto con 200 aspirantes a Bomberos.
Los cadetes reciben capacitación con modernos planes de estudio que incluyen materias como Derecho Penal, Policía Comunitaria, Criminología, Derecho Constitucional y Derechos Humanos, Primeros Auxilios o Protocolo General de Actuación Policial, todas dictadas por profesores universitarios, jueces y fiscales.
El instituto cuenta con las Escuelas de Canes, de Tiro y de Conducción, en donde los cadetes adquieren entrenamiento con la más alta tecnología de sus simuladores de auto y moto policial y sus polígonos de tiro tradicional y virtual. Además, en estas dependencias se dictan 21 cursos de capacitación continua para oficiales en ejercicio.
Sin embargo formar parte del mismo no es tarea fácil .Los exámenes de ingreso son cada vez más rigurosos y luego de ser preseleccionados pasan a una tercera etapa hasta concluir con la 4ta y ultima de todas.
Uno de los aspectos más destacados es el entrenamiento de los cadetes con la más alta tecnología.

Durante la cursada, los alumnos realizan las cuatro comidas en el salón comedor del Instituto. Además tienen acceso al servicio médico y de kinesiología, junto con un equipo de nutricionistas que sigue individualmente el desarrollo físico de cada uno.
Todo esto es posible gracias las instalaciones de avanzada que posee el ISSP que incluyen 15 dormitorios con capacidad para 2000 personas; 60 aulas climatizadas con proyector; comedor, biblioteca; laboratorios scopométrico y de informática; polígono de tiro y polígono de tiro virtual; gimnasio; campo de deportes; SUM; pileta olímpica y polideportivo techado