Museo del pintor argentino Antonio Berni en el barrio de Almagro

Proponen crear el Museo del pintor argentino Antonio Berni en el barrio de Almagro.

Esta semana se presento un nuevo Proyecto de Ley en la Legislatura porteña, para la instalación del Museo Antonio Berni, en su histórico Atelier y vivienda, de la calle Lezica 4199, en el barrio porteño de Almagro.
Esta iniciativa tiene como fin promover la creación de un Museo que recuerde la vida, y divulgue la obra del pintor argentino, para el disfrute de las generaciones de los futuros porteños. Según informaron los Legisladores de la Ciudad, el espacio estará destinado a la preservación y exhibición de objetos vinculados a la vida y obra del artista, como también la producción de un ambiente abierto e inclusivo de difusión y participación cultural con los vecinos del barrio. El futuro Museo funcionara bajo la órbita de la Dirección General de Patrimonio, Museos y Casco Histórico, dependiente del Ministerio de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires.
El artista plástico, Antonio Berni, durante la década del 30, fue un impulsor del surrealismo en el país, y años más tarde se transformo en un analista incisivo de la realidad social y política de esa época, expresando a través de sus pinturas, la vida cotidiana de los sectores más postergados de la comunidad.
Antonio Berni nació en Rosario en el año 1905, vivió en parís, y cuando decidió regresar a la Argentina se radico en la Ciudad de Buenos Aires, concretamente en el barrio de Almagro, donde sobre las ruinas de un viejo almacén que vendía querosene, el pintor encargo la construcción de su nuevo taller, en octubre de 1972. Desde la terraza de su atelier se observaba la ex fabrica IMPA, icono del barrio de Almagro, y la cual abastecía también a Berni de rezagos industriales, para que realizara sus majestuosos xillocollges de Juanito y Ramona (una de las grandes obras maestras del pintor, basada en dos personajes inventados como símbolos de la niñez explotada en Sudamérica). Berni se muda al taller de la calle Lezica, lugar que será su vivienda hasta la fecha de su muerte, el 13 de octubre de 1981. A partir de la fecha de su fallecimiento, la esquina de Rawson y Lezica, se ha transformado en la “Esquina Berni”, un espacio que quedo grabado en la memoria de todos los vecinos de Almagro, que aun recuerdan a aquel vecino ilustre y artista genial que deslumbró al mundo.

Notas que te pueden interesar