boedoo

Rincones de Boedo para descubrir este fin de semana largo

Diferentes ofertas para reconocer el barrio y descubrir sus rincones más destacados. Un recorrido por las veredas internas y un breve itinerario de una invitación abierta.

Boedo es un barrio de pequeño pero de muchas alternativas. Desde bares gastronómicos, cafés inolvidables y centros culturales.
Los viajeros encuentran en el mismo la cuna del tango, la síntesis histórica de la literatura argentina y una gran cantidad de eventos culturales con participación libre.
Sus murales hablan del fútbol, la sencillez de sus vecinos, sus proyectos venideros y su historia construida.
Este fin de semana largo es una invitación abierta para que todos puedan recorre sus límites y adentrarse en algo más que un barrio más.
Desayudar en algunos de sus cafés es una de las variedades para comenzar el dia. Muchísimos ofrecen un estilo antiguo y desde sus ventanales amplios se observa la transformación de la calle, sus movimientos rápidos desde un espacio donde el tiempo se detiene. Así es la experiencia de desayunar en alguno de los cafés de la zona.
Si algo tiene Boedo es hostería y la cuenta desde su decoración, sus cuadros su locales su casas pequeña y sus calles con nombres significativos.
La opción de almorzar en alguno de sus bodegones también es válida y seguramente será una experiencia encantadora. La mayoría de los restaurantes de la zona ofrecen un estilo particular de casas antiguas, manteles a rayas, mesas pequeñas y grande porciones. Las familias suelen considerarlo como un clásico de los domingos y no falta la tv encendida.
Muchos lugares de Boedo ofrecen la opción de parrillas o bien comidas caseras que ganan adeptos todos los días.
Recorrer el barrio se vuelve una experiencia significativa cuando se descubre en sus límites a los vecinos disfrutando de la plaza, a los niños jugando o algún espectáculo lo típico de estación.
Los centros culturales ofrecen una gran cantidad de talleres y actividades gratuitas donde los interesados podrán consultar la cartelera que va desde ciclos de cine hasta representaciones teatrales.
Adentrase en Boedo significa conocer sus calles y sus ofertas su gente y su cálido ambiente hogareño. De tarde suele observarse un movimiento muy particular sobre las intersecciones de Avenida Boedo y San Juan. Allí yacen la mayoría de las ofertas en indumentarias, casa de ropas o marcas pequeñas. Una porción se recorrerá de punta a punta y disfrutar de la vista que ofrece.
La librerías suelen ser el punto fuerte del barrio. La mayoría ofrece espectáculos, lecturas abiertas o alguna actividad que acompaña la lectura.

Notas que te pueden interesar