Flores y Caballito, donde más se roban celulares

Flores y Caballito son los lugares más proclives al robo de celulares. Organizaciones ilegales, complicidades, y hurto en los ojos de la justicia porteña

Si transita por alguna de las verdes del Barrio Flores, tenga cuidado. Según estadísticas oficiales se roban aproximadamente 300 celulares por hora en la Argentina. Este hecho delictivo aumenta progresivamente año tras año.

Según el informe de hechos delictivos, los barrios más proclives de la Capital Federal son Once, Flores, Caballito, Palermo y Liniers.

Los datos brindados por la Policía Federal, indican que en proximidades al robo existen cuevas o laboratorios destinados al desbloqueo y comercialización de los aparatos.

Los ladrones suelen situarse en las intersecciones más importantes de la calles del centro barrial y aprovechan el momento de distracción de los damnificados para sustraerles los celulares.

Otra de las tácticas utilizadas es aprovechar el amontonamiento de las personas en las personas para simular un roce y sustraer los elementos de robo.

Las tácticas se actualizan con frecuencia y los delincuentes están cada vez más imaginativos en sus formas.

El valor que se paga en el mercado negro por ellos es un 30% inferior a su costo original.

El delito aumenta progresivamente a tal punto que la Procuración General de la Nación trabaja en un proyecto para la Elaboración de Estrategias de Intervención para el Robo y Hurto de Teléfonos Celulares con la colaboración de las grandes empresas de telefonía móvil.

Ante la presencia de robos calificados de celulares en la zona de Liniers, el fiscal federal Federico Delgado inició una investigación a fondo que incluía las zonas y estrategias del hurto para conocer a fondo las prácticas de utilización de los ladrones.

El Gobierno de la Ciudad realizará un informa en las próximas semanas sobre las cámaras de seguridad instaladas en la zona para identificar a los ladrones especializados. Se trata de una organización que ha crecido muchísimo en los últimos años y que cuenta con puntos de ventas propios distribuidos en toda la capital.

El flagelo es tan preocupante que las autoridades pertinentes estarían solicitando la intervención de otras fuerzas de seguridad para frenar este tipo d hechos delictivos.

Por el momento las recomendaciones siguen siendo mantenerse alerta tras los posibles asaltos y no ostentar los celulares en las zonas mencionadas para no captar la atención de los ladrones.

www.boedoweb.com.ar
Producción Propia

Notas que te pueden interesar