alquiler

La nueva ley de alquiler y la decadencia del mercado en Boedo

Según se calcula muchas propiedades serán retiradas del mercado para ponerse en venta. En las inmobiliarias del barrio y alrededores ya se percibe el cambio. Los detalles
Con la nueva Ley de alquiler muchos propietarios se ven en una situación desfavorable debido a los costos que deberán enfrentar para mantener sus propiedades hasta alquilarlos y una vez alquilados responder por los gastos iniciales del proceso.
El presidente del Colegio de Corredores Inmobiliarios de la Ciudad de Buenos Aires, Armando Pepe, "que la norma va a resultar perjudicial para muchos propietarios".
Esto conlleva a la decisión de retirar sus propiedades del mercado de alquileres para ponerlos en venta.
En las inmobiliarias del barrio de Boedo y alrededores los carteles ya comenzaron a modificarse.
La ley de alquileres que ya tiene media sanción del Senado y desde hace dos años está en la Cámara de Diputados deja pendiente a muchos propietarios de la resolución.
Recién ahora comenzó el apuro para sancionarla, pero hay cuestiones del proyecto que no nos parecen bien". Por caso, explicó que el alquiler "será indexado cada seis meses, con un ajuste sumatorio entre el índice de variación de sueldos y el costo de vida. Entonces, no se sabe cuál va a ser el valor locativo a partir del séptimo mes".
Por lo tanto, a partir del séptimo mes será un salto al vacío. Lo preocupante es que un propietario alquila su inmueble y no sabe cuánto va a cobrar a partir del séptimo mes, en un país donde los índices inflacionarios son siempre complicados. Y para el inquilino lo mismo", evaluó. Además, Pepe consideró que "se necesita una garantía más sólida, no una garantía bancaria, que es carísima. Sale entre un 7 y un 8% del valor del contrato". Sobre este punto del proyecto, propuso "dejar un abanico de posibilidades para que el propietario elija la garantía". A su criterio, "la garantía no sería necesaria si tuviéramos una Justicia que funcionara bien. En el país no hay desalojos inmediatos. Hoy, sacar de la propiedad a un inquilino que no paga demora entre ocho y doce meses".
La situación en el bario de Boedo, Caballito y Almagro son algunos de los barrios más afectados por la iniciativa.
La comuna 5 es una de las que más buscada por los inquilinos por la zona de acceso fácil, la seguridad barrial que todavía representa y el nivel de sus vecinos.
Sin embargo la situación actual disminuirá la entrada de inquilinos a los departamentos para lugar a nuevos propietarios que se adentraran en la zona.

Notas que te pueden interesar