tarifaso

Los vecinos le dicen NO a la suba de tarifas

Los vecinos de la Ciudad se manifestaron en diferentes puntos en contra del tarifazo. Los cacerolazos se hicieron sentir y el obelisco volvió a ser el epicentro del desacuerdo. Los detalles.

Boedo se sumo a los cacerolazos en protesta a la suba de tarifas a la par con otros barrios de la Ciudad.
Las esquinas más emblemáticas de cada barrio fueron testigos del desacuerdo de los vecinos con la política económica actual
Como hace aproximadamente 6 meses los vecinos volvieron a manifestarse pasivamente con los cacerolazos en distintos puntos.
La autoconvocatoria fue a través de las redes sociales, en esquinas como Acoyte y Rivadavia, Triunvirato y Monroe y en Villa Urquiza.
Una vez anunciada la medida, los vecinos no demoraron en autoconvocarse en las esquinas más emblemáticas de cada barrio con cacerolazos y hasta antorchas.
“Un golpe al bolsillo del trabajador que viene siendo contante” argumentó Liliana vecina del barrio de Almagro.
A las reiterados despedidos en el Sector público, el cierre de Escuelas y otras medida se suman los tarifazos para este año en el sector del trasporte, y los demás servicios básicos.
El hastang “NoAlTarifazo” fue seguido por una gran cantidad de vecinos que decidieron unirse en las esquinas de sus barrios al ruido de la Ciudad.
Los organizadores directos del tarifazo son el Observatorio del Derecho de la Ciudad, la Coordinadora de la Asamblea Barrial, Argentina en Red y el Movimiento Comunero.
Según transcendió el barrio de Caballito fue uno de los más que vecinos sumo a la lucha contra el tarifazo.
Las nuevas medidas fueron anunciadas por el vocero de la Ciudad donde se estiman subas de hasta 42% en el trasporte, el 35% en gas, y hasta un 48% de agua.
Según el último índice de medición e 27,3% de los argentinos esta bajo la línea de pobreza. Inmediatamente las organizaciones sindicales comenzaron una lucha abierta en contra las mismas y los vecinos se sumaron al reclamo.
Las concentraciones barriales fueron uniendo en diferentes lugares hasta llegar a Plaza de Mayo donde con antorchas encendidas , carteles y cacerolas continuaron marchando en reclamo a las medidas-
“Los servicios siguen subiendo, los locales siguen cerrando, los argentinos seguimos padeciendo” decían algunas de los carteles de los vecinos del barrio de Almagro y Boedo que decidieron sumarse a la convocatoria.

Notas que te pueden interesar