constitucion

Condena por tocarle la cola a una mujer en la estación Constitución

Y si, el machismo, unido al espíritu de descontrol de los últimos años hace posible cualquier comportamiento, por la impunidad...y porque siempre habrá una justificación para lo injustificable...siga, sigan adelante... El acoso, el "apoyo" es una realidad lamentable que se registra en trenes, subtes y colectivos, amparándose en la cantidad de pasajeros que viajan de manera habitual y no sólo en las llamadas horas "pico". Pero no hay mal que dure cien años...porque animándose a realizar la denuncia, ó con la colaboración de personal de seguridad preparado para intervenir en ese tipo de situaciones tan patéticas, en el ámbito de nuestra Ciudad, se ha condenado a un hombre a la pena de un año y ocho meses de cumplimiento efectivo. El hecho se produjo el 18 de abril de este año, cuando el acusado bajó en el andén número ocho de la estación Constitución de trenes. Se acercó a la damnificada, quien se encontraba esperando, que descendiera el pasaje para poder subir. En ese momento, este individuo, sin mediar consentimiento de ninguna clase, la tomo por los glúteos. La circunstancia fue observada por un integrante del servicio de seguridad de la empresa del ferrocarril, quien procedió de inmediato a detener al hombre y ponerlo a disposición de la Policía. Los jueces integrantes del Tribunal Oral 23, consideran que: " La conducta de esta persona fue abusiva porque se ejerce prescindiendo de la voluntad de la dama". Asimismo indicaron que el "tocamiento", contenía un significado indiscutible de apetito sexual. Cabe destacar, que los magistrados intervinientes, dispusieron la unificación de penas. Este individuo fue condenado también por el Juzgado en lo Correccional 6 de Lomas de Zamora, por el delito de "abuso sexual simple" . De esta manera, el detenido, deberá cumplir una sanción de dos años y tres meses de prisión. Una iniciativa propuesta en la Legislatura Porteña, acerca de afectar vagones sólo para el público femenino en los subtes, no fue bien recibida ni por pasajeras ni especialistas.

Notas que te pueden interesar