Escuelas de Caballito, en la mira

Padres de la zona manifestaron su preocupación por el poco control en los comedores de las Instituciones educativas del barrio Caballito. Quejas, y una problemática preocupante.

Unos de los colegios ubicados en el corazón del barrio porteño de Caballito había sido denunciado por padres de sus alumnos por la preocupante situación de descontrol respecto a lo que consumen diariamente los alumnos en el comedor.

 

En un primer momento, un grupo de padres denunció que algunos alumnos habían inhalado alcohol etílico. Semanas posteriores, se produjeron más denuncias insólitas, esta vez por el consumo de lavandina, lo que obligo a la rápida asistencia de los alumnos afectados.

 

Allegados a la Institución, manifestaron la despreocupación del personal docente y no docente de la Institución a la hora de controlar la actividad de los chicos en los horarios de comedor.

 

Uno de los padres de una alumna de segundo grado que concurre a la escuela, manifestó su preocupación "Los chicos de segundo y tercer grado son los primeros en desayunar. Mientras esperaba para entregar algo a mi hija que se había olvidado, comencé a sentir olor a gas. A pesar de haber avisado a las personas responsables del comedor, no vi ninguna reacción al respecto. Más tarde los alumnos comenzaron a sentirse mal y tuvieron que ser asistidos".

 

A raíz de las reiteradas denuncias, la supervisora de Educación del Distrito Caballito se hizo presente y pidió las documentaciones pertinentes .Además llamó a SAME para iniciar el control de la tuberías de gas.

 

Según investigaciones posteriores a las denuncias, la inhalación de alcohol etílico se habría producido por la combustión del líquido con el calor de las hornallas encendidas. Al parecer, un sujeto no identificado hasta el momento, habría ingresado como personal de limpieza a hacer sus labores diarias, con el alcohol en mano para pasar por sillas y mesas con el fin de desinfectar. Sin embargo ocasionó la intoxicación de varios alumnos.

 

Los padres de los alumnos que concurren a menudo a la Institución, manifestaron que sus hijos se encuentran en estado de shock y que no desean seguir concurriendo al lugar.

 

El enojo de los padres no se hizo esperar y organizaron firmas para pedir la renuncia de las autoridades y responsables de la situación de inseguridad que se vive en la Institución.

Al parecer estos son sólo algunos de los casos que transcendieron, dado que los anteriores habrían sido tapados por las propias autoridades de la Escuela en su afán de no agravar la situación de irregularidad en la que se encuentran.

Luego de lo ocurrido, las autoridades cambiaron el personal a cargo del comedor diario, pero sin embargo la organización y el descuido continúan vigente.

www.boedoweb.com.ar

Notas que te pueden interesar