plazas

Parques, itinerario de un recorrido obligatorio de domingos

Buenos Aires posee pocos espacios verdes pero la mayoría de los distritos posee algún parque cerca donde recrear la vista y estar en contacto con la naturaleza un rato. En esta nota, entérate las variedades y planifica un fin de semana al aire libre cerca de tu casa.

 

Buenos Aires es una Ciudad donde la urbe aturde, cansa, y estresa de manera particular. El agitado movimiento de la semana, sumado al calor es uno de los factores más agobiantes de esta Gran Ciudad.

Sin embargo existen lugares donde se puede descansar  de la rutina, pasar un día fresco al aire libre en compañía del paisaje verde sin la necesidad de irnos demasiado lejos.

Los meses de verano son la oportunidad perfecta para que  si aun no conociste estos lugares lo hagas ahora. Si bien también son meses de vacaciones lo cierto es que no estarás 3 meses fuera de la Ciudad por lo que conviene que sepas las alternativas para los fines de semana de mucho calor.

Dentro del agobiante mundo de edificios y ladrillos existen lugares muy lindos que orecen mucho más que espacios verdes.

En Agronomía por ejemplo la tranquilidad, los espacios verdes y el sonido de los pájaros es un habitué de los vecinos. Los fines de semana sin embargo los porteños de barrios más alejados buscan descansar en los parques que existen en y alrededor del barrio irrumpiendo así su tranquilidad particular de semana.

Un fin de semana al mes se realiza la Feria del productor al Consumidor  donde más de 120 puestos de verdura y fruta agroecológica se comercializan mucho más económicos. Además hay musicales en vivo, productos reciclados, ropa vintage, juguetes de manera y muchas otras curiosidades.

El parque posee una característica particular, su terreno es agreste y conviven allí vacas, animales de granja y huertas. Recorrer el campo, pero a metros de la Avenida San Martin, Constituyentes y Beiró es posible.

En Puerto Madero se erige un moderno parque diseñado por prestigiosos arquitectos argentinos en 1996.Reibe el nombre de Micaela Bastidas y ocupa unos 5,4 de  hectáreas. Dentro del parque, hay un espacio con juegos, otro con enormes bancos de madera ideales para descansar y recostarse al sol, y un sector lleno de rampas, senderos y desniveles. La vegetación es variada y hay rincones arbolados donde te sentís dentro de un verdadero bosque. Los rosales, jacarandás, ceibos y palos borrachos son las estrellas del lugar que alberga en total más de 150 especies de flora. Un lugar perfecto para tomarte un descanso de la vorágine, perderte entre los árboles y andar en bicicleta o en skate.

En la zona Sur de la Ciudad está el Parque Avellaneda. Amplio, silencioso, rodeado de casas estilo chalet y el centenar de eucaliptus, olmos, tipas y jacarandas que rodean el lugar. Más de 30 hectáreas rodeadas de verde y diferentes especies de aves. Dentro del predio también podés visitar el casco de la chacra, el vivero creado en 1917, el Jardín de la Meditación y, como frutilla del postre, darte una vuelta en el Expreso Alegría: el mítico trencito que recorre el parque a 6 kilómetros por hora. En el antiguo casco, hoy funciona un Complejo Cultural donde se hacen exposiciones, talleres de arte y proyecciones de películas Se puede visitar de martes a viernes de 14 a 20 hs y los sábados, domingos y feriados de 11 a 20 hs. El Parque está delimitado por Av. Directorio, Lacarra, Gregorio de Laferrere y la Autopista Perito Moreno.

 

 

Notas que te pueden interesar